Inicio El Mundo Asciende número de estadounidenses que renuncia a su nacionalidad

Asciende número de estadounidenses que renuncia a su nacionalidad

22
0
Compartir

TeleSur/La Radio del Sur

De acuerdo a un informe presentado este domingo por el Federal Register (gaceta oficial estadounidense), mil 131 norteamericanos decidieron en el segundo trimestre del año renunciar a su nacionalidad debido a que les resulta muy costoso, lo que representa un incremento importante en comparación con el mismo periodo del 2012, cuando sólo 189 ciudadanos decidieron desligarse de esta ciudadanía.

El Federal Register omitió especificar las razones que motivaron a estos ciudadanos abandonar su nacionalidad, sin embargo, analistas creen que los impuestos tienen influencia en el aumento de las estadísticas, pues tanto los norteamericanos que viven en el exterior como los que se encuentran en Estados Unidos (EE.UU.) están obligados a pagar.

La nueva Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas en el Extranjero establece que a partir de julio del próximo año, todas las instituciones financieras del mundo deben declarar directamente al Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS, por sus siglas en inglés) todos los activos e ingresos de los ciudadanos estadounidenses con más de 50 mil dólares en sus cuentas.

Con esta medida EE.UU. podría llegar a retener hasta 30 por ciento de los dividendos e intereses a los bancos que no cumplan con esa declaración; además este instrumento legal permitirá a las autoridades recaudar unos 100 mil millones de dólares anuales de los activos de ciudadanos estadounidenses en el exterior que no pagan impuestos.

A diferencia de otros países, los estadounidenses no sólo pagan impuestos cuando residen en su país, sino también como ciudadanos, independientemente del lugar donde vivan.

Entre los estadounidenses que renunciaron a su nacionalidad destaca el escritor Henry James, el director Terry Gilliam, el violinista Yehudi Menuhin, el cofundador de Facebook Eduardo Saverin, y la cantante Denise Rich.

El gobierno de Estados Unidos atraviesa una fuerte crisis económica que lo llevará pronto hasta el tope de la deuda externa, y miles de ciudadanos están sufriendo las consecuencias pues desde el martes unos 800 mil empleados públicos vivieron su primera semana sin salarios, según destacó el activista de Justicia Social y de los Derechos de los Inmigrantes en ese país, Mariano Muñoz.

Muñoz comentó además, que pese a los esfuerzos del gobierno de Barack Obama por hacer ver al país como una nación sólida económicamente, la situación lo ha llevado a comunicarle al mundo la grave situación de su economía.