Inicio El Sur Atentado de Luis Posada Carriles contra avión cubano cumple 37 años de...

Atentado de Luis Posada Carriles contra avión cubano cumple 37 años de impunidad

79
0
Compartir

teleSUR/La Radio del Sur

El pueblo cubano recuerda este domingo a las 73 víctimas que perdieron la vida en el atentado terrorista de 1976. Ex agentes de la CIA fueron señalados como responsables del hecho, todos asesorados por Luis Posada Carriles, quien vive en la impunidad residenciado en EE.UU.

El atentado terrorista perpetrado por Luis Posada Carrilles contra un avión de Cubana de Aviación, que dejó 73 personas fallecidas, cumplió este domingo 37 años de impunidad.

El pueblo cubano recuerda este domingo el hecho ocurrido el 6 de octubre de 1976, cuando el atentado se perpetró contra el vuelo 455 de Cubana de Aviación. La aeronave había partido desde el aeropuerto internacional de Barbados, con destino hacia La Habana, Cuba.

Sobre este particular el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, diría en el acto de despedida de duelo de las víctimas, el 15 de octubre de 1976:

“Al principio teníamos dudas si la CIA (Agencia Central de Inteligencia estadounidense) había organizado directamente el sabotaje o lo elaboró cuidadosamente a través de sus organizaciones de cobertura integradas por contrarrevolucionarios cubanos; ahora nos inclinamos decididamente por la primera tesis. La CIA tuvo una participación directa en la destrucción del avión de Cubana en Barbados”.

El avión sufrió una explosión, localizada entre las filas de asientos 7 y 11. El piloto Wilfredo Pérez trató de regresar a la terminal aérea e informó a la torre central del fuego, pero su esfuerzo se vio frustrado cuando se registró una segunda explosión en el baño trasero de la cabina de pasajeros y la aeronave se precipitó al mar.

El hecho ocasionó la muerte de 57 cubanos, 11 guyaneses y 5 funcionarios culturales coreanos, que se disponían a arribar en la isla de Cuba luego de que la Selección Nacional de Esgrima había realizado su participación en el campeonato centroamericano de esa disciplina deportiva.

Tras el suceso fueron señalados los terroristas Luis Posada Carriles y Orlando Bosch Ávila, las pruebas demostraron su autoría en el atentado.

El 8 de agosto de 1985, Hernán Ricardo y Freddy Lugo, quienes ejecutaron el ataque, fueron condenados a 20 años de prisión. Luis Posada Carriles, escapó del lugar donde cumplía la sentencia, refugiándose en Centroamérica. Por su parte, Bosch fue absuelto en 1987.

El presidente venezolano Nicolás Maduro, en julio del presente año, hizo un llamado al mandatario estadounidense, solicitando la entrega del terrorista que acabó con la vida de jóvenes luchadores, quien se encuentra viviendo en ese el país.