Inicio El Sur Brasileños protestaron contra festejos de Bolsonaro en el aniversario de la dictadura

Brasileños protestaron contra festejos de Bolsonaro en el aniversario de la dictadura

235
0
Compartir

Organizacipnes políticas y sociales de Brasil manifestaron ayer para rechazar el golpe militar de 1964, del que se cumplían ayer 55 años. El pueblo de esa nación sudamericana respondió a la decisión del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, diera la orden de festejar la dictadura y justificar la actuación de los militares,

Bajo el lema “Dictadura nunca más”, se efectuaron manifestaciones en diversas ciudades de Brasil como Río de Janeiro, Sao Paulo y Brasilia, mientras Bolsonaro se encuentra en Israel, reunido con uno de sus nuevos grandes aliados, el primer ministro Benjamin Nnetanyahu.

Según las cifras oficiales la dictadura brasileña dejó casi 500 asesinados y desaparecidos políticos además de miles de torturados, aunque desde la Secretaría de Derechos Humanos señalan que la cifra sería aún mayor debido a la falta de registros que hubo en la época dictatorial, como por ejemplo respecto a víctimas campesinas e indígenas.

La Orden de Abogados de Brasil (OAB) y el Instituto Herzog Vladimir denunciaron el pasado viernes a Bolsonaro en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de un documento en el que acusaron que el llamado del Ejecutivo “no toma en cuenta las atrocidades”, actitud constante en Bolsonaro, la que “hiere a los derechos humanos”.

El mismo viernes una jueza brasileña había prohibido las reivindicaciones por los 55 años del golpe, debido a que una conmemoración de ese tipo “no es compatible con el proceso de reconstrucción democrática”, sin embargo el sábado una corte de apelaciones revirtió el fallo.

Bolsonaro matizó sus propósitos tras la enorme repercusión que tuvieron los anuncios de que se conmemoraría el golpe militar y dijo que los actos en los cuarteles no serían para “conmemorar, sino para rememorar” este episodio de la historia brasileña que se extendió hasta 1985.

Al hacer el anuncio el portavoz de la Presidencia señaló que Bolsonaro no consideraba a lo sucedido un golpe militar, sino más bien una unión entre civiles y militares para “dar un rumbo a Brasil”.

Consultado sobre su opinión de la dictadura, el presidente dijo: “hay que reconocer la verdad, no fue una maravilla, pero ningún régimen es maravilloso. Es como el matrimonio, a veces hay pequeños problemas, es muy raro no tener problemas en una pareja”.

Bolsonaro es un excapitán del ejército que se ha manifestado en diversas ocasiones nostálgico de la dictadura. En 2016, durante la votación para destituir a la entonces presidenta Dilma Rousseff, Bolsonaro dedicó su voto al torturador de la exmandataria, el coronel Brilhante Ustra.
Manifiesto

Dirigentes de seis partidos opositores de Brasil firmaron un manifesto en el que repudian la decisión de Bolsonaro de autorizar las conmemoraciones del golpe.

“Los partidos políticos abajo signatarios manifiestan su perplejidad con la desfachatez con que el presidente de la República, Jair Bolsonaro, adopta como jefe de Estado, al escalofrío de la Constitución y de la Ley, el discurso de alabanza de ese régimen de excepción que marcó su actuación como parlamentario y candidato”, expresa el documento firmado por entre otros representantes del Partido de los Trabajadores, el Partido Comunista de Brasil y el Partido de Socialismo y Libertad.

En el texto manifiestan no aceptan que “cualquier institución de la República” promueva el revisionismo histórico y descuide la verdad de los hechos relacionados con la dictadura militar.

Y agregan que “se asocian a los actos convocados en todo el país por la democracia, el Estado Democrático de Derecho, los derechos humanos y el derecho a la memoria, a la verdad y la justicia”.

Finalmente se hermanan a “las víctimas de la dictadura, sus familias y entidades representativas, en la denuncia de su sufrimiento y su lucha por la reparación”.

La Radio del Sur/ La Red