Inicio El Mundo Cadena de ataques contra el Ejército y la policía en Irak deja...

Cadena de ataques contra el Ejército y la policía en Irak deja al menos 37 muertos

18
0
Compartir

TeleSUR/La Radio del Sur 

Al menos 37 personas han muerto y otras 28 han resultado heridas en las últimas 12 horas en una cadena de ataques en la provincia de Al Anbar, en el oeste de Irak. La mayoría de los fallecidos son funcionarios de la policía, según la información de agencias internacionales.

Durante una emboscada perpetrada por grupos armados a varias patrullas de las fuerzas del orden en la zona del kilómetro 160, al oeste de Ramadi, capital de Al Anbar, murieron degollados 14 agentes.

Asimismo, al menos siete personas, entre ellas cuatro policías y tres civiles, perdieron la vida en la mañana de este miércoles y una resultó herida grave por la explosión de un coche bomba conducido por un suicida contra un puesto de control en un puente de la carretera que une Irak con Jordania, al oeste de Ramadi.

La noche de este martes, un vehículo cargado con explosivos estalló cerca de una comisaría de la localidad de Ratba, a 250 kilómetros al oeste de Ramadi, y ocasionó la muerte de seis policías y 14 heridos.

Poco después, otros cuatro efectivos de seguridad fallecieron en un ataque armado contra un puesto de control en la misma área. Además, dos soldados murieron y otros seis resultaron heridos por la detonación de un coche bomba al paso de una patrulla militar en el centro de Ratba.

También al oeste de Ramadi, otros dos efectivos de las fuerzas de seguridad perecieron y tres resultaron heridos por los disparos de hombres armados contra un puesto de control en Huseiba al Garbiya.

De igual forma, la explosión de una bomba al paso de un convoy policial en Raua, al oeste de la capital de Al Anbar, se cobró las vidas de dos policías y dejó cuatro heridos.

El terrorismo y la violencia sectaria han aumentado en Irak en estos últimos meses, los más mortíferos en cinco años, con ataques frecuentes contra los efectivos de seguridad y el ejército, y contra los chiíes.