Inicio El Sur Candidatos presidenciales chilenos difieren en propuestas educativas

Candidatos presidenciales chilenos difieren en propuestas educativas

23
0
Compartir

TeleSur/La Radio del Sur

Los nueve candidatos a la presidencia de Chile coincidieron este miércoles en la necesidad de revolucionar el sector educativo en el país, tras considerar que el sistema educativo ha caído en la segregación y el clasismo donde el lucro o beneficio económico cobra mayor importancia que una educación de excelencia.

Durante el último debate presidencial de cara a los comicios del próximo 17 de noviembre con una eventual segunda vuelta el 15 de diciembre,  el representante del partido Ecologista Verde, Alfredo Sfeir, propuso crear un mecanismo que permita eliminar el lucro a quienes privatizan la educación; al tiempo que colocó como factor importante la necesidad de facilitar la enseñanza a los sectores rurales donde las ecuelas están siendo cerradas “quizá por razones estratégicas”; por lo que reiteró que la educación debe ser adapatada a lo rural, local, regional y nacional.

Sin embargo el candidato Franco Parisi, aseguró que el problema educativo es tan grande que no se puede solucionar de una vez “esto lleva tiempo”, y optó por una solución en escala, comenzando con el mejoramiento del sueldo de los profesores así como la recuperación de las infraestructuras. Una postura similar tuvo el candidato presidencial Matthei Plos, quien manifestó que en su plan de Gobierno no está eliminar de manera instantánea el lucro en el sector.

No obstante, la abanderada por el partido Nueva Mayoría, Michelle Bachelet, indicó que la unica forma para resolver este flagelo es con una “reforma profunda a la educación que asegure una educación donde no se seleccione a los estudiantes por clase social para ingresar a un instituto educativo, que permita el fortalecimiento de la educación publica a través de la desmunicipalización, porque el tema de la educación debe ser responsabilidad del Gobierno central”.

Por su parte, Evelyn Matthei, de la Unidad Demócrata Independiente, comentó que en materia de educación primaria y secundaria “es evidente que debemos ir avanzando a una educación publica” aunque aclaró que en lo que respecta a las universidades los más ricos deben pagar por su educación; mientras que la candidata Roxana Miranda, abogó por una educación para todos sin discriminación, tras argumentar que la educación es un derecho.

Propuestas de los candidatos en el eje económico

Con el objetivo de evitar la concentración de Poder en grupos económicos, evitar la corrupción y darle acceso a los derechos de los consumidores, los candidatos presidenciales apuestan -cada uno a su manera- en formular políticas para obtener una mejor economía en Chile.

La abanderada por la Nueva Mayoría, Michell Bachelett, considera que existe una institucionalidad muy débil al respecto y por ello plantea fortalecer los mecanismos y generar normativas para poder permitir a los consumidores un mejor acceso a sus derechos.

En este sentido, propuso fortalecer la Fiscalía Nacional Económica para que se cumpla la Ley antimonopolio, así como fortalecer la Superintendencia de salud, con leyes que garanticen que se cumplan las responsabilidades.

Por su parte, la abanderada de la Unidad Democrática Independiente, consideró que es necesario fortalecer la fiscalía nacional económica, y en general la Superintendencia para que exista más dependencia en cuando a la resolución de problemas.

Defendió su propuesta de hacer de Chile un proyecto como “la Alemania de Merkel”, con una economía en la que se premie la experiencia por encima de los que quieren mayor igualdad para todos.

Por su parte, la candidata, Roxana Miranda, propuso un cambio en la constitución donde los cargos encargados de manejar la economía del país puedan ser revocables, pues -a su juicio- el funcionario que haga mal su trabajo debe ser despedido de inmediato.

Enfatizó en la necesidad de recuperar lo que le corresponde al pueblo chileno, tal y como lo han venido haciendo las organizaciones sociales, “luchando por recuperar las tierras”. Apostó por una economía donde se haga la reforma tributaria.

En su participación con respecto al tema económico, Marcel Claude, dijo que las instituciones en Chile no pueden seguir trabajando para los poderes económicos, sino que debe garantizar el derecho de todos y no de los negocios y el lucro.

“Hay que hacer una Ley antimonopolios que disminuya la participación de los grandes grupos económicos en el mercados. Que el Estado asuma una participación importante en la economía”

En este orden, el candidato por el Partido Progresista, Marco Enríquez Ominami, propuso cambiar el Código penal para hacer justicia con aquellos que abusan con los intereses económicos.

Al respecto, el representante del partido Ecologista Verde, Alfredo Sfeir, dijo que el Estado chileno permite que exista impunidad a la delincuencia financiera, por lo que propuso fortalecer las organizaciones para cambiar esta historia.

Franco Parisi, por su lado, propuso empoderar a la Superintendencia para que pueda investigar, controlar, supervisar y castigar los abusos en las instituciones que no funcionan en Chile. Criticó que todo siga subordinado a los aparatos políticos y no con instituciones que garanticen los derechos del pueblo.

Tambien, Tomás Jocelyn–Holt, consideró que la superintendencia de Chile debe actuar a favor de los chilenos con lógica y por ello eliminar que las alianzas esten garantizados solo con el sector privado, donde las extensiones lleguen solo a los más ricos.