Inicio El Sur COFADEH exige desmilitarización y respeto a comunidades hondureñas

COFADEH exige desmilitarización y respeto a comunidades hondureñas

260
0
Compartir

El Comité de Familiares Detenidos y Desaparecidos en Honduras (COFADEH) exigió al gobierno de Juan Orlando Hernández (JOH) la desmilitarización de las comunidades que permanecen en resistencia para proteger sus bienes naturales ante la amenaza de explotación de sus recursos de la Empresa Minera Inversiones Los Pinares en sector del Guapinol en el municipio de Tocoa en el departamento de Colón.

COFADEH pide respeto para los pobladores de la zona y para los defensores de los derechos humanos que están siendo criminalizados por defender los derechos de quienes defienden los bienes comunes.

Igualmente, instó al gobierno de Hernández que pongan un alto a los grupos paramilitares de la empresa minera quienes actúan a vista y paciencia de los policías y militares destacados en la zona sin que estos intervengan para frenar esas actividades delictivas.

El Comité de Familiares de Detenidos-Desaparecidos en Honduras, denunció que el sábado 27 de octubre del 2018, se efectuó la orden de desalojo del Campamento por la Vida El Guapinol, ubicado en la comunidad de Ceibita, Tocoa, Colón, realizado después de permanecer en resistencia continua por 88 días para proteger sus bienes naturales ante la amenaza de explotación de sus recursos de la Empresa Minera Inversiones Los Pinares .

El desalojo fue realizado por aproximadamente 1500 elementos del Ejército Nacional, Cobras, efectivos de la Policía Nacional Preventiva y otros, quienes llegaron de forma violenta y fuertemente armados con fusiles, escudos, toletes y bombas lacrimógenas para enfrentar a una población indefensa y pacífica.

Como consecuencia de esta acción sumamente violenta, resultaron personas desmayadas, golpeadas, heridas; 3 personas detenidas (posteriormente liberadas) y tres personas muertas, dos de ellos miembros de las Fuerzas Armadas de Honduras.  De igual forma una mujer en estado de embarazo resultó con serias complicaciones a su salud producto el uso desproporcionado de gases lacrimógenos.

Asimismo, atacaron a comunicadores sociales que cubrían la acción violenta, decomisándoles sus cámaras, borraron su información, y les retuvieron por cierto tiempo sus objetos y documentos personales.

Agencias/La Radio del Sur