Inicio El Mundo Continúa proceso de destrucción de armas químicas en Siria

Continúa proceso de destrucción de armas químicas en Siria

18
0
Compartir

TeleSur/La Radio del Sur

El proceso de destrucción de las armas químicas en Siria continúa este lunes en cumplimiento a la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU). Este proceso, que comenzó la víspera, se ha llevado a cabo bajo supervisión de los expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ, por su sigla en inglés).

La eliminación de las armas almacenadas y equipos para su producción se realizó en una localidad no revelada por razones de seguridad.

El grupo de la ONU y OPAQ lleva una semana de trabajos previos en Damasco (capital) durante la cual se ha reunido con autoridades sirias, cuya colaboración, ha sido “muy constructiva y eficiente”, aseguraron los expertos internacionales.

A su llegada a Siria, los expertos verificaron la información suministrada por el Gobierno sirio y los testimonios de la población para luego iniciar la siguiente fase de desactivación y destrucción de armas con agentes químicos.

La semana pasada los países miembros del Consejo de Seguridad aprobaron por unanimidad la resolución, acordada por Rusia y Estados Unidos, para eliminar las armas químicas en la nación árabe.

De acuerdo con el programa definido a partir de la resolución, las instalaciones de producción de armamento químico deben quedar desmanteladas en noviembre próximo, en tanto la destrucción de las armas en sí debe finalizar en el primer semestre de 2014.

Previo a este proceso, el presidente de Siria, Bashar Al Assad, había explicado que la destrucción de las armas químicas es una decisión soberana en correspondencia con una iniciativa anticipada para evitar una guerra contra el territorio sirio y la región.

Además, sostuvo que la entrega del arsenal químico no debilita en absoluto la capacidad defensiva de Siria, pues “nuestra fuerza como Estado radica en el lado convencional”.

Desde mediados de marzo de 2011, el pueblo sirio ha sido víctima de la violencia generada por grupos armados y apoyado por potencias extranjeras con el objetivo de derrocar al presidente Al Assad.

Estas acciones de violencia han dejado como resultado más de 100 mil personas muertas, según cifras de las Naciones Unidas.