Inicio El Mundo Develan testimonios de la guerra sucia ejecutada en 2016 por el gobierno...

Develan testimonios de la guerra sucia ejecutada en 2016 por el gobierno de Rajoy contra Podemos

279
0
Compartir

En plena guerra sucia contra Podemos en la primavera de 2016, el Gobierno de Mariano Rajoy, que entonces estaba en funciones, buscó con afán cualquier prueba que pudiera relacionar la financiación de Podemos con Venezuela.

Con ese objetivo, el entonces ministro del Interior Jorge Fernández Díaz envió en en abril de 2016 a tres policías a Nueva York para que se entrevistaran con Rafael Isea, quien había sido ministro de Finanzas bajo la presidencia de Hugo Chávez, informan Moncloa.com y El Confidencial. En la reunión, que tuvo lugar en el consulado de España el 12 de abril de 2016 y fue grabada por los agentes sin informar a su interlocutor, los agentes españoles intentaron convencer a Isea de que certificara que el Gobierno venezolano había pagado en 2008 hasta 7,1 millones de euros al Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), la fundación que fue el germen político de Podemos.

En la grabación de ese encuentro, se puede oír a uno de los policías que fueron a Nueva York, José Ángel Fuentes Gago, decir a Isea y su abogado que ellos tenían “un mandato” de Fernández Díaz. Es más, Fuentes Gago fue más allá e implicó directamente a Rajoy: “Yo he hablado con el ministro del Interior español y el ministro del Interior español habló con el presidente [del Gobierno] español. Yo sólo tengo un mandato aquí, o sea, acompañar a estas personas y decirle a usted que me diga los nombres de las personas que quiere que documentemos en España y que le demos una nueva identidad o una nueva vida, la que tienen ustedes y les protejamos. Eso es mi compromiso. Yo vengo aquí con ese mandato. Usted me lo dice y lo hacemos”.

En aquella reunión con Isea, además de Fuentes Gago, también estaban el comisario José Manuel García Catalán, entonces jefe de la Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) y otra inspectora de la UDEF, llamada Silvia. Además, la máxima responsable del consulado estuvo presente en el encuentro, dice El Confidencial.

Fuentes Gago, en aquel momento jefe de gabinete del entonces Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional, Eugenio Pino, declaró hace unos meses en la comisión de investigación del Congreso de los Diputados sobre las cloacas. Allí mintió en sede parlamentaria, según demostró Público en su momento.

A cambio de vincular a Venezuela con la financiación de Podemos, los policías españoles ofrecieron al exministro de Chávez “una nueva vida en España”, según Moncloa.com. El Confidencial precisa que los policías enviados por Jorge Fernández Díaz “llegaron a prometer al exministro de Chávez que la Policía Nacional estaba preparada para sacar inmediatamente a su familia de Venezuela, trasladarla a Argentina y facilitarle allí un vuelo hasta España, donde recibirían finalmente una identidad falsa. Isea solo tenía que decir qué personas de su entorno tenían que ser protegidas”.

La colaboración de Isea, que ya había renegado del régimen chavista, era indispensable para poder apuntalar la acusación contra Podemos de que se financiaba gracias al dinero de Venezuela. El exministro Isea temía represalias contra él y su familia. Según cuenta El Confidencial, Gago le garantizó el anonimato y su seguridad: “Pero yo le digo a usted que la Policía española es muy buena, eh, y nosotros tenemos en Venezuela a gente buena, tenemos ahora allí a un comisario que ha estado muchos años en la lucha contra el terrorismo de ETA, y se las sabe todas. Y pueden salir con él, pueden ir a Argentina, donde sea, y desde allí las hacemos volar a España, o sea. Eso al máximo nivel está garantizado”.

Actualmente, Fuentes Gago es investigado en la pieza Kitchen dentro de la llamada operación Tándem, en la que se investiga un supuesto robo de documentos al extesorero del PP Luis Bárcenas en el que presuntamente habría participado también el comisario Villarejo. También se encuentra imputado en ese procedimiento el que fue su superior inmediato, el antiguo DAO Eugenio Pino.

Público