Inicio Tapa Estados Unidos insiste en mantener abierto Guantánamo

Estados Unidos insiste en mantener abierto Guantánamo

19
0
Compartir

HispanTV/La Radio del Sur

Pese a las amplias demandas de la comunidad internacional para el cierre de Guantánamo (Cuba), Estados Unidos aún insiste en ingresar a prisioneros en esta cárcel militar.

Un número de legisladores republicanos ha exigido que el supuesto líder de Al-Qaeda, secuestrado el pasado sábado por las tropas estadounidenses en Libia sea trasladado a Guantánamo para ser interrogado.

Los senadores republicanos Lindsey Graham, Kelly Ayotte y Saxby Chambliss argumentan que se necesitan varios meses para interrogar a cabalidad a Abu Anas al-Libi, sospechoso de haber participado en atentados contra embajadas de Estados Unidos.

Actualmente, Al-Libi está recluido y siendo interrogado a bordo del buque de ataque anfibio USS San Antonio en el mar Mediterráneo. “Un buque de la Armada no es el lugar apropiado”, señaló Graham en referencia a la situación del detenido.

Al-Libi, conocido también como Nazih Abdul Hamed Al-Raghie, de 49 años de edad, fue acusado en el 2000 de haber participado en los atentados contra las embajadas estadounidenses en Tanzania y Kenia (1998), incidentes que se saldaron con más 250 muertos y miles de heridos.

El presidente de EE.UU. Barack Obama hizo del cierre de Guantánamo una de sus promesas electorales en 2008, pero sus intentos por cumplir con su iniciativa fracasó debido a la oposición del Partido Republicano en la Cámara de Representantes.

El pasado mes de junio, la Cámara baja, de mayoría republicana, votó en contra de una propuesta de ley para clausurar la prisión estadounidense en diciembre de 2014.

Sin embargo, en línea con los esfuerzos del Gobierno federal para cumplir la promesa electoral de Obama, el secretario de Defensa de EE.UU. Chuck Hagel, nombró el pasado martes a su asesor Paul Lewis como enviado especial para gestionar el cierre del centro penitenciario de la Bahía de Guantánamo.

Según el Pentágono, Paul Lewis comenzará su nueva labor como enviado del Departamento de Defensa el próximo 1 de noviembre y se encargará, entre otras cuestiones, de coordinar los traslados de presos y “supervisar” los trabajos para extraditar a los extranjeros bajo custodia de las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán.

Actualmente, Guantánamo alberga a más de 150 presos, algunos de ellos en huelga de hambre en protesta por las pésimas condiciones que viven en esa prisión.