Inicio El Sur El 10% de los diputados federales brasileños están sometidos a procesos judiciales

El 10% de los diputados federales brasileños están sometidos a procesos judiciales

123
0
Compartir

El 10 por ciento de los diputados federales brasileños (50 de un total de 513) responde a procesos criminales ante la justicia, según un informe divulgado este jueves.

Según divulgó el portal G1 los parlamentarios responden en total a 95 procesos judiciales. Los crímenes son variados, desde calumnia, injuria, difamación, corrupción y falsedad ideológica a robo, estafa, lesión corporal y tortura. Uno de esos diputados responde por 30 acciones, es decir, una tercera parte del total.

Únicamente seis de los 27 estados brasileños no tienen ningún representante en la Cámara de Diputados Federal que deba responder a alguna acción criminal ante la justicia, se trata de Acre, Espírito Santo, Piauí, Rio Grande do Norte, Rondônia y Rio Grande do Sul.

Un total de 18 partidos del arco parlamentario brasileño tienen diputados reos. El Partido Republicano (PR) es el que tiene más procesados en la Cámara Baja: siete, seguido del Partido Popular (PP), el Partido Social Demócrata (PSD) y el Partido Social Liberal (PSL), con cinco cada uno.

“Son datos preocupantes. No se puede entender que haya diputados que fueron elegidos democráticamente con procesos en la Justicia. Cierto es que muchos de ellos son nuevos en la Cámara, pero creo que no es el mejor ejemplo que se pasa a la población por parte de quienes en la práctica son los representantes del pueblo”, explicó a Xinhua el profesor de Ciencias Políticas Rodrigo Prando, de la Universidad Mackenzie.

Desde 2010, Brasil cuenta con la llamada “Ficha Limpia”, una ley que impide que los políticos que respondan a una serie de delitos, entre ellos corrupción, lavado de dinero, organización criminal, donaciones ilegales, compra de votos o abuso de la autoridad puedan presentarse a las elecciones siempre que hayan sido condenados en segunda instancia.

En uno de los casos más emblemáticos, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien como mandatario firmó precisamente la ley de la Ficha Limpia, no pudo postularse a las elecciones del año pasado a la presidencia por haber sido condenado en segunda instancia por corrupción pasiva y lavado de dinero. Lula lideraba todos los sondeos en intención de voto de cara a los comicios de octubre.

Prando recordó que “según la Ficha Limpia, los políticos condenados en segunda instancia por una serie de delitos no pueden presentarse, aunque en muchos casos, la condena es únicamente en primera instancia, y entre los recursos presentados y la demora de la justicia en dictar sentencia, acaban ganando un tiempo vital para poder presentar su candidatura y en muchos casos, salir elegidos para el Congreso Federal”.

El año pasado, la Corte Suprema brasileña determinó el fin del fuero privilegiado a los diputados federales en los delitos que no estén relacionados con su cargo, lo que hizo que varias acciones penales pasaran a la primera instancia, más rápida a la hora de dictar sentencia, por lo que podrían haber más condenas a diputados electos en los próximos años.

“Lamentablemente, la política brasileña está siempre manchada por noticias de corrupción e irregularidades practicadas por sus representantes. El nuevo gobierno, que asumió en enero con un discurso anticorrupción, ya tiene varios escándalos que todavía no ha sabido explicar ante la sociedad. Veremos si el famoso ministro de Justicia, el exjuez Sergio Moro, logra poner orden y un poco de ‘seriedad’ en la impunidad que siempre han gozado los políticos federales”, resaltó Prando.

La Radio del Sur/ Xinhua