Inicio El Mundo Estudiantes franceses rechazan expulsión de alumnos extranjeros

Estudiantes franceses rechazan expulsión de alumnos extranjeros

17
0
Compartir

PL/La Radio del Sur

Estudiantes de bachillerato bloquearon hoy el acceso a cuatro establecimientos docentes en esta capital para protestar contra la expulsión de alumnos extranjeros, como la gitana Leonarda Dibrani y el armenio Khatchik Kachatryan.

Leonarda fue detenida por la policía durante un paseo escolar en el departamento de Doubs el 9 de octubre y deportada ese mismo día junto a su familia rumbo a Kosovo.

La adolescente de origen rom, como se les conoce aquí a los gitanos, cursaba el tercer grado de secundaria en una escuela de esa zona, colindante con la frontera de Suiza, y fue capturada delante de sus compañeros por las fuerzas de seguridad, que obligaron a detener el bus donde se transportaba.

El caso provocó una tormenta política, incluso en el seno del gubernamental Partido Socialista, y ocurrió poco tiempo después de que el ministro del Interior, Manuel Valls, acusara a los miembros de esa etnia de no querer integrarse a la sociedad francesa.

Leonarda es el árbol que oculta el bosque, dijo este jueves Pascal Durand, secretario nacional del partido Europa Ecología-Los Verdes, quien denunció que al menos 40 estudiantes extranjeros fueron repatriados en los últimos tiempos.

Uno de ellos es el joven armenio Kachatryan, alumno del liceo parisino Camille-Jénatzy, detenido el 19 de septiembre durante un control de identidad y expulsado del país el 12 de octubre, tras pasar varias semanas en un centro de retención para inmigrantes.

Sus compañeros de escuela realizaron numerosos actos de protesta contra esta medida y hoy, junto a cientos de alumnos de otros establecimientos, bloquearon la entrada de los centros Maurice-Ravel, Hélÿne-Boucher, Charlemagne y Sophie-Germain de esta capital.

La víspera los jóvenes se concentraron frente al Rectorado de París para exigir que sus condiscípulos expulsados puedan retornar al país y finalizar sus estudios.

Steven Nassiri, portavoz de los manifestantes, consideró inadmisible negar el derecho a la educación para todo el mundo.