Inicio El Mundo Fuerzas armadas israelíes destruyeron una aldea palestina

Fuerzas armadas israelíes destruyeron una aldea palestina

28
0
Compartir

TeleSur/La Radio del Sur

Las Fuerzas Armadas de Israel arremetieron nuevamente contra la aldea palestina de Makhul, ubicada en el desierto del Néguev, al sur del territorio, por cuarta vez desde el pasado mes de septiembre, destruyendo decenas de viviendas y dejando en esta ocasión al menos 100 habitantes sin hogar ni refugio donde vivir.

Excavadoras israelíes, denominadas buldóceres, entraron en la aldea a primeras horas de esta jornada y, apoyadas por vehículos militares, obligaron la evacuación de los residentes, antes de proceder a destruir todas las viviendas.

Además, los soldados israelíes incautaron tiendas de campaña de los ciudadanos y confiscaron todo el material que habían proporcionado organismos europeos de ayuda humanitaria a los palestinos.

” El ejército nos atacó mientras dormíamos y nos obligó a dejar las tiendas antes de que destruyeran todo. Cuando terminaron, recogieron todo el plástico y lo quemaron delante de nosotros, antes de confiscar las estructuras de hierro”, contó un vecino reseñado por la cadena iraní PressTV.

El palestino agregó que “cada vez que construimos algo, una tienda de campaña o barracas , ellos (los israelíes) aparecen para derribarlos. NI siquiera la presencia de diplomáticos ha hecho alguna diferencia antes.

Después de la demolición, diplomáticos extranjeros visitaron la zona, pero el Ejército israelí también los obligó a desplazarse fuera de esa área. Este ataque hizo que la jefa de la Política Exterior europea, Catherine Ashton, exigiera una explicación a las autoridades de Tel Aviv.

La respuesta del Gobierno israelí fue responsabilizar a los palestinos, porque “invadieron” una zona militar cerrada y “los residentes no tenían permiso para vivir allí”.

Un mes atrás, el Ejército israelí había destruido previamente todo el pueblo, dejando a 10 familias y 16 niños sin hogar. Los aldeanos dicen que han quedado sin hogar por cuarta vez y que Israel ha impedido violentamente a las organizaciones nacionales e internacionales intervenir y ayudar a reconstruir sus hogares.

Las demoliciones son comunes en el Valle del Jordán, debido a la política de expansión de los asentamientos israelíes y su proliferación en la zona.

Los residentes palestinos han pedido ayuda a organismos internacionales para presionar a Israel y detener las demoliciones arbitrarias, para evitar que se siga “judaizando” la zona.

De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, el régimen israelí ha destruido más de 500 propiedades que pertenecen a los palestinos en Al-Quds (Jerusalén Este) en Cisjordania, desde comienzo de este año, desplazando a 862 palestinos.