Inicio El Sur Maquinista del tren siniestrado en Argentina fue imputado por violar velocidad máxima

Maquinista del tren siniestrado en Argentina fue imputado por violar velocidad máxima

20
0
Compartir

TeleSUR / La Radio del Sur

El maquinista que conducía el tren que chocó el pasado sábado en la estación de Once, en la ciudad de Buenos Aires (capital argentina), Julio Benítez, que causó 99 heridos, fue imputado formalmente el viernes por haber violado la velocidad máxima en diez oportunidades a lo largo de su trayecto.

El juez Ariel Lijo sostuvo que el registro de violaciones al límite de velocidades fue parte de las nuevas pruebas en su contra tras recibir el día jueves los resultados de los informes periciales que había pedido antes de resolver su situación procesal.

De acuerdo a los registros del expediente de Benítez, el maquinista ingresó el tren a la estación de Once a una velocidad de 22 kilómetros por hora cuando el máximo establecido para poder detener el tren es de 12, como ya había adelantado a pocas horas del accidente el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

No obstante, esta falla fue solo la última de los diez casos registrados que realizó a lo largo del recorrido en ocho estaciones, de acuerdo a las planillas completas del itinerario del tren.

En oportunidades alcanzó los 73 kilómetros por hora en tramos donde la velocidad máxima es de 60.

En este caso, el maquinista es acusado del delito de estrago con lesiones producidas a 80 pasajeros, una de las cuales sufrió la rotura y extirpación del bazo. A estos delitos se suma el de ocultamiento y destrucción de pruebas, ya que ocultó el disco con la información en su mochila para evitar que encontrasen las pruebas.

Pese a que es en la próxima semana cuando el Juez resolverá el caso del maquinista detenido, aun se podría decretar su libertad si considera que no hay peligro de fuga ni de que dificulte la investigación del hecho.

La abogada defensora del maquinista, Valeria Corbacho, señaló el pasado lunes a la salida de los tribunales que Benítez “recuerda flashes” y que está “muy angustiado”.

El accidente se produjo en la misma estación terminal donde el choque de un tren contra un paragolpes dejó 51 muertos y 700 heridos el 22 de febrero de 2012.