Inicio El Mundo Marco Rubio y Bob Menéndez proponen ley para desconocer marcas cubanas en...

Marco Rubio y Bob Menéndez proponen ley para desconocer marcas cubanas en EE.UU.

194
0
Compartir

La legislación bipartidista y bicameral, titulada “Ninguna marca robada reconocida en Estados Unidos”, ­afectaría a marcas supuestamente vinculadas con propiedades nacionalizadas después del triunfo de la Revolución Cubana en enero de 1959.

Como parte de la estrategia permanente del gobierno de Estados Unidos para provocar “el desengaño y el de­saliento mediante la insatisfacción económica y la penuria (…), con el objetivo de provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”, tal cual escribió, el 6 de abril de 1960, el secretario de Estado asistente, Lester Mallory, los senadores estadounidenses Marco Rubio y Bob Menéndez, presentaron el 12 de marzo un proyecto de ley ante el Congreso de Estados Unidos con el que buscan prohibir el reconocimiento oficial o derechos de marcas comerciales cubanas en ese país.

La legislación bipartidista y bicameral, titulada “Ninguna marca robada reconocida en Estados Unidos”, ­afectaría a marcas supuestamente vinculadas con propiedades nacionalizadas después del triunfo de la Revolución en enero de 1959.

Otro proyecto de ley complementaria fue presentado en la Cámara de Representantes por los congresistas Debbie Wasserman-Schultz y John Rutherford, con el objetivo de prohibir a tribunales estadounidenses que «reconozcan, hagan cumplir o validar» los derechos por parte de un individuo sobre una marca registrada que se utilizó en relación con una empresa o activos que fueron ­nacionalizados por Cuba, «a menos que el propietario original de la marca lo haya consentido expresamente».

Estas propuestas anticubanas se realizan al cumplirse 23 años de la aprobación de la infame “Ley para la Solidaridad Democrática y la Libertad Cubana”, comúnmente conocida como Helms-Burton, firmada el 12 de marzo de 1996 durante la administración de Bill Clinton, que ha recibido un amplio rechazo internacional, por su carácter extraterritorial y el descarnado propósito de provocar un cambio político en Cuba.

Diario Granma/La Radio del Sur