Inicio Venezuela Menéndez: Agenda de la derecha y de diplomáticos de EEUU era paralizar...

Menéndez: Agenda de la derecha y de diplomáticos de EEUU era paralizar empresas de Guayana

138
0
Compartir

AVN / La Radio del Sur

La agenda que tenían la derecha y los diplomáticos de Estados Unidos en Venezuela expulsados la semana pasada incluía la paralización del sector eléctrico y las empresas de Guayana, sostuvo el ministro para Industrias, Ricardo Menéndez.

Entrevistado en el programa Mesa Informativa, transmitido este miércoles por Venezolana de Televisión, recordó que los planes conspirativos llevaron a la paralización de la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor) por unos 22 días.

“No es casual que allí (empresas básicas) haya sido el centro de reuniones, que posteriormente llevaron a la expulsión de los funcionarios de la embajada norteamericana en nuestro país. La agenda que tenían era paralizar el Sistema Eléctrico Nacional e ir a la paralización de las empresas básicas de Guayana”, explicó.

El Ministro reiteró el respeto del Gobierno revolucionario a las reivindicaciones de la clase trabajadora, así como a su dignidad.

“Estamos hablando de la construcción del socialismo, del rol protagónico que juega la clase trabajadora en la construcción del socialismo, pero adicional a ello, y los nuevos códigos de valor que se están fundamentando para ello, estamos hablando de la encrucijada histórica en la que nos encontramos en el país”, acotó.

Dijo, además, que el Gobierno bolivariano siempre ha estado dispuesto a escuchar y atender las solicitudes de los trabajadores, a través de instancias como mesas de trabajo.

“Aquellos que se prestan para alguna conflictividad llamada por factores extraños en un momento de la coyuntura histórica que tenemos como país, es profundamente sospechoso”, agregó Menéndez.

La semana pasada, el presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció la expulsión de tres funcionarios del Gobierno de Estados Unidos del territorio nacional, por estar incursos en actos de conspiración y sabotaje contra Venezuela. Kelly Keiderling, Elizabeth Hunderland y David Mutt fueron los representantes norteamericanos expulsados.

Estos funcionarios norteamericanos sostuvieron reuniones con sectores de la oposición de los estados Amazonas y Bolívar ligados a los planes de desestabilización en las empresas básicas de la región y al fomento de protestas de calle, el desconocimiento de las decisiones del Estado y la promoción de rebeliones indígenas.