Inicio El Mundo Ocho legisladores arrestados en EE.UU. por pedir reforma migratoria

Ocho legisladores arrestados en EE.UU. por pedir reforma migratoria

19
0
Compartir

TeleSUR/ La Radio del Sur

Decenas de personas, incluyendo ocho legisladores, fueron detenidas este martes en el centro de Washington (capital estadounidense), por marchar a favor de la reforma migratoria en los Estados Unidos.

Entre los detenidos está el congresista demócrata Luis Gutiérrez, uno de los más conspicuos promotores de la reforma, la cual está bloqueada en la Cámara de Representantes de ese país.

“Hoy vine a sacrificar mi propia libertad, en beneficio de la libertad de aquellos que no tienen ninguna. Nuestra política migratoria está quebrada y es preciso corregirla ahora mismo”, dijo Gutiérrez poco antes de ser arrestado.

Los legisladores, así como decenas de manifestantes que se encontraban sentados bloqueando una calle frente al Capitolio, fueron arrestados y despedidos por la muchedumbre que dedicó un abucheo a los agentes policiales.

De acuerdo con medios de comunicación, al menos 10 mil personas estaban congregadas en el centro de Washington, y posteriormente marcharon hacia el Capitolio para exigir la aceleración de la reforma migratoria.

La marcha “Camino Americano” fue convocada por diversas organizaciones sociales, sindicales y religiosas, para pedir el fin inmediato de las deportaciones y la aprobación de la reforma migratoria tal como fue aprobada por el Senado.

La marcha en Washington fue el último episodio callejero en favor de la referida reforma, luego de las manifestaciones del sábado en más de 160 ciudades estadounidenses.

El Senado, dominado por los demócratas del presidente Barack Obama, aprobó en junio un proyecto que contempla una vía para otorgar, bajo condiciones estrictas y al final de un período transitorio de por lo menos 13 años, la nacionalidad estadounidense a millones de inmigrantes ilegales, en su gran mayoría de origen latino.

Pero la oposición republicana, que controla la Cámara de Representantes, rechaza la propuesta del Senado, considerándola una “amnistía” a las personas sin papeles, y se niega a someterla a votación en el plenario.

Durante la manifestación, Gutiérrez exigió al presidente republicano de la Cámara, John Boehner, que permita la votación. “Estamos aquí para exigir que el presidente Boehner y el liderazgo republicano nos den oportunidad de votar la reforma migratoria”, afirmó.

El pasado fin de semana, miles de personas marcharon en más de 160 ciudades del país para exigir al Congreso la aprobación de una reforma migratoria que incluya una posible vía a la ciudadanía a los 11 millones de indocumentados que habitan en ese país.

En el Día Nacional para la Dignidad y el Respeto marcharán organizaciones religiosas, laborales, de inmigrantes, grupos por los derechos civiles y grupos de jóvenes que piden que la reforma inmigratoria sea aprobada antes de final de año, reseñó el portal Web de Mi familia Vota, uno de los movimientos convocantes.

Las acciones se extendieron por 163 ciudades en 41 estados, desde las zonas urbanas donde hay más población latina en California (oeste), Arizona (suroeste), Texas (centro-sur), Florida (sureste) y Nueva York (noreste), hasta regiones apartadas de Colorado (oeste), Carolina del Sur (centro-norte), Montana o Hawai (sur).

“Es el primer paso para intensificar la presión sobre el liderazgo de la Cámara de Representantes para que simplemente llamen a votar” el proyecto migratorio, dijo Mehrdad Azemun, director de campaña del Movimiento por una Reforma Migratoria Justa.

En Estados Unidos viven unos 11,5 millones de indocumentados, donde la mayoría de ellos son latinoamericanos. El gobierno defiende la aplicación de las leyes migratorias de forma “humana” y enfocadas en la deportación de personas con antecedentes criminales.

Desde el 2012, en Estados Unidos se aprobó un programa que aplazó las deportaciones de los indocumentados, siempre que sean menores de 30 años, estén estudiando y hayan llegado al país antes de los 16.