Inicio El Mundo Padres y menores inmigrantes en huelga de hambre en centro de detención...

Padres y menores inmigrantes en huelga de hambre en centro de detención en Texas, EE.UU

342
0
Compartir

En el estado de Texas, en Estados Unidos, grupos de activistas a favor de los derechos de los inmigrantes sostienen que unos 70 padres inmigrantes y algunos de sus hijos menores de edad iniciaron una huelga de hambre mientras languidecen en el centro de detención del condado de Karnes, una cárcel de inmigración con fines de lucro que funciona en un régimen de contrato con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés).

Los padres que están en huelga de hambre habían sido separados de sus hijos en la frontera entre Estados Unidos y México, en el marco de las severas medidas de “tolerancia cero” implementadas por el Gobierno encabezado por el presidente Donald Trump.

Ahora reunidos en prisión, los padres inmigrantes y sus hijos demandan la libertad inmediata. Estas son las declaraciones de uno de los padres que se encuentran en huelga de hambre, hablando por teléfono con integrantes del grupo Pueblos sin Fronteras.

Uno de los padres detenidos en un centro del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas declaró: “Hoy comenzamos una huelga de hambre. Nuestros niños están con nosotros. Ellos no asisten a la escuela, y no están yendo a comer, tampoco. Tenemos miedo de que el Servicio de Inmigración tome represalias contra nosotros y nos separe nuevamente, ya que separaron a 16 padres [de sus hijos] el 15 de agosto. […] No entiendo las leyes de este país. Son injustas. La mayoría de los padres [inmigrantes] que se reunieron [con sus hijos] fueron liberados. Y solo a nosotros, unos pocos, nos han dejado castigados aquí. Es injusto lo que están haciendo”.

La huelga de hambre en el centro de detención de Karnes tiene lugar al tiempo que nuevas cifras publicadas por el Gobierno de Trump muestran que hay al menos 136 menores migrantes que fueron separados de sus padres en la frontera que continúan bajo la custodia del Gobierno de Estados Unidos, más de dos meses después de que se cumpliera el plazo ordenado por un juez federal para que fueran devueltos a sus padres. Tres de esos menores tienen menos de cinco años.

 

Democracy Now/La Radio del Sur