Inicio El Sur Presidenta brasileña condena agresión en marcha en Sao Paulo

Presidenta brasileña condena agresión en marcha en Sao Paulo

12
0
Compartir

PL / La Radio del Sur

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, condenó hoy la agresión sufrida por un coronel de la Policía y los desmanes y destrozos registrados durante una protesta en Sao Paulo, que dejó un saldo de 78 detenidos.

“Mi solidaridad con el coronel Reynaldo Simoes Rossi, agredido cobardemente por un grupo de Black Bloc en Sao Paulo. Atacar y saquear no son parte de la libertad de manifestarse, son más bien actos barbaries antidemocráticos”, resaltó Rousseff a través de su cuenta en Twitter.

Puntualizó que las fuerzas de seguridad tienen la obligación de asegurar que las protestas ocurran de forma libre y pacífica, y recalcó que la violencia rompe con el derecho de quien se quiere expresar libremente y debe ser cohibida.

La mandataria aseveró que el Gobierno Federal pondrá a disposición de las autoridades de Sao Paulo los recursos necesarios para evitar acciones de depredación de este tipo.

Sus declaraciones ocurren un día después de que el coronel de la Policía fuera agredido con palos, perdiera su arma reglamentaria y el radio-comunicador por un grupo de miembros del movimiento Black Block, a que las fuerzas del orden acusan de la destrucción de vidrieras, agencias bancarias e incendiar autos durante mítines.

Convocados por el movimiento “Pase Libre”, miles de personas recorrieron de manera pacífica varias calles del centro antiguo de Sao Paulo, en demanda del pasaje gratis para los estudiantes, pero al pasar por la terminal de ómnibus Don Pedro II varios encapuchados de Black Block prendieron fuego a un autobús, el cual ardió de manera parcial.

Los enfrentamientos se registraron en la Plaza de Sé, donde los integrantes de ese grupo lanzaron palos y piedras a la Policía, la cual respondió con las llamadas bombas de efecto moral y gases lacrimógenos.

Tal situación originó gran confusión, desmanes y la destrucción de banquetas de madera del lugar, así como la rotura de vidrieras de tiendas y de agencias bancarias.

“Pase Libre” fue el protagonista de las protestas de junio último que se extendieron por casi todo el país en reclamo, primero, de la reducción del costo del pasaje de ómnibus y que después sumaron otras reivindicaciones, como mejor educación y salud, menos corrupción y más seguridad.