Inicio Tapa Presidente de Siria reitera disposición de entregar armas químicas

Presidente de Siria reitera disposición de entregar armas químicas

59
0
Compartir

AVN/La Radio del Sur

El presidente de Siria, Bashar Al Assad, reiteró su disposición de cumplir con el plan de entrega de arsenales químicos a la comunidad internacional.

En una entrevista concedida al semanario alemán Der Spiegel, y reseñada por RT, Al Assad expuso que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, “no puede ofrecer nada, excepto mentiras”.

Asimismo, se refirió a Rusia, nación que abogó por una salida pacífica y diplomática al proponer a Siria la entrega de su arsenal químico, medida que el mandatario árabe Bashar Al Assad aceptó prontamente, mientras Estados Unidos impulsaba con fuerza un ataque militar contra el territorio sirio.

Al Assad destacó que Rusia es “verdadero amigo que entiende mucho mejor lo que pasa aquí” e informó que está dispuesto a convocar elecciones, antes de que termine su mandato en agosto del año 2014.

Indicó que aún no ha decidido si participará en los comicios. “Si no cuento con el apoyo de la gente, no participaré”, expresó el Presidente sirio.

El pasado 27 de septiembre, el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó, de manera unánime, una resolución que establece la aplicación de métodos pacíficos para el hallazgo y destrucción de armas químicas en Siria.

El país árabe es amenazado por el imperio estadounidense, que acusa sin pruebas al Gobierno sirio de haber usado armas químicas contra su pueblo, excusa similar a la utilizada en contra de Irak en 2003.

El pasado 30 de septiembre, el equipo de expertos de la ONU, designado para investigar el uso de armas químicas en Siria, dejó el territorio de la nación árabe tras seis días de trabajo.

Los investigadores estuvieron por segunda ocasión en Siria, a partir de las denuncias de Damasco y de otros países sobre el uso de sustancias químicas en el conflicto, que enfrenta a fuerzas del gobierno de Bashar Al-Assad con rebeldes armados y financiados desde el exterior.

Mientras el gobierno sirio señala a los insurgentes como responsables del empleo de esos artefactos en Khan al-Asal, en las inmediaciones de Aleppo, Estados Unidos, Francia y el Reino Unido acusan a Al-Assad de ataques como el realizado el 21 de agosto en Ghouta, en las afueras de Damasco, con saldo de cientos de muertos.

Washington y sus aliados no han presentado pruebas de la responsabilidad gubernamental en el hecho, sobre el que los expertos de ONU confirmaron el empleo de gas sarín, pero sin atribuir culpabilidad a ninguna de las partes enfrentadas.