Inicio El Sur Sin acuerdos continúan trabajadores del sector salud y el Gobierno de Panamá

Sin acuerdos continúan trabajadores del sector salud y el Gobierno de Panamá

19
0
Compartir

TeleSUR/La Radio del Sur 

Autoridades y gremios del sector salud de Panamá continúan el infructuoso diálogo, con mediación de la Iglesia Católica, sin que se haya logrado consensuar una salida sobre la ley 69 de contratación de especialistas extranjeros.

Mientras no haya acuerdo, los médicos han sido contundentes, el paro médico continuará, una medida que este lunes completa 32 días.

En esta quinta semana, la Iglesia católica espera que ambas partes puedan lograr un convenio, pues se avecinan las fiestas patrias, varios días de asueto que, de no haber acuerdos, retrasarían aún más las negociaciones, según reseñó el portal web laestrella.com.pa.

A esto se añade que las sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional culminan el próximo jueves 31 de octubre.

La propuesta, que fue presentada por los médicos el pasado 24 de octubre, no alcanzó el respaldo definitivo del Gobierno. Tanto los médicos como el resto del personal y los sindicatos que los apoyan denuncian que la ley 69, aprobada por la Asamblea Nacional y sancionada por el presidente, Ricardo Martinelli, es calificada de privatizadora.

Los médicos advierten que hay vicios ocultos que encubren un futuro gran negociado sobre las instalaciones sanitarias como la Ciudad Hospitalaria y el turismo de salud, por lo cual exigen una ley clara y transparente como la que ellos proponen con sus reformas.

El dirigente médico Fernando Castañeda, que participa de las conversaciones, manifestó que ha sido difícil llegar a un acuerdo debido a la actitud prepotente que mantienen las autoridades del Ejecutivo.

Mencionó que las autoridades de la Caja del Seguro Social no aceptan límites en la contratación de médicos extranjeros, ya que lo que quieren es que exista un margen abierto para poder contratarlos en todo el país y no solo el interior.

Señaló que el gobierno no acepta dejar por escrito el compromiso de no privatizar la salud, ni ha sido claro en el tema de los despidos de jubilados panameños pues necesita justificar la contratación extranjeros y se niega a realizar un inventario de recurso humano para determinar la demanda de especialistas.

La huelga médica inició hace más de un mes y afecta a los hospitales del Ministerio de Salud y los de la Caja del Seguro Social, y su nivel de seguimiento no ha sido especificado por ninguna de las partes.

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, insiste que la oposición política alienta la huelga, un basamento que los gremios rechazan.

Por otra parte, quienes se mantienen en protestas indican que el principal punto del conflicto es la Ley 69 que pone en peligro la estabilidad laboral del gremio y abre la vía para la privatización de la salud, lo que el Ejecutivo niega con el argumento de que la norma solo busca llenar las vacantes de especialistas en el interior del país centroamericano.