Inicio El Mundo Todavía se sienten en Vietnam los crímenes de EEUU con el agente...

Todavía se sienten en Vietnam los crímenes de EEUU con el agente naranja

227
0
Compartir

Estados Unidos dejó un daño que tardará siglos en repararse; sobre los bosques del sudeste asiático, durante la Guerra de Vietnam, cayeron 13 millones de galones de agente naranja, un poderoso y tóxico herbicida que pretendía despojar al Viet Cong de la comida y todo follaje que pudiera alimentarlos.

Miles de tropas vietnamitas quedaron con enfermedades hepáticas, problemas de la piel y graves complicaciones de salud. Peor aún, miles de civiles se vieron afectados por incidencias anormalmente altas de aborto involuntario, mortinatos (bebés muertos en el útero durante las últimas 20 semanas del embarazo) y malformaciones congénitas graves.

Un nuevo estudio ha demostrado cómo un subproducto tóxico del Agente Naranja, la dioxina TCDD, sigue acechando en el medio ambiente en Vietnam y en el suministro de alimento humano 50 años después. En un informe en el Open Journal of Soil Science, los científicos detallan la larga cadena de eventos que han permitido que la dioxina TCDD persista en muchos rincones del ecosistema vietnamita, desde el suelo y el sistema de agua hasta los cultivos y aves de la tierra.

“El problema comienzó con la fumigación militar de los EE.UU. en la década de 1960, la absorción por parte de las hojas de los árboles y los arbustos, la caída de las hojas a la superficie del suelo (junto con algún contacto directo del rocío con el suelo) y luego la unión de la dioxina TCDD a la materia orgánica del suelo. y partículas de arcilla del suelo”, dijo en un comunicado la coautora Lois Wright Morton, de la Universidad Estatal de Iowa.

Almorzando agente naranja

La dioxina TCDD luego se adhiere a las partículas de sedimento y se abre camino hacia los humedales, humedales, ríos, lagos y lagunas. Aquí, lo comen los peces y camarones que se alimentan en el fondo, acumulándose en su tejido adiposo y luego en los vientres de sus depredadores, incluidos muchos peces que se consumen ampliamente en Vietnam y otros países del sudeste asiático.

La dioxina TCDD aún permanece en niveles peligrosos cerca de numerosas ciudades y pueblos donde viven millones de personas. Si bien los niveles no se acercan a los observados durante los años 60s y 70s, los investigadores recomiendan la incineración de suelos y sedimentos contaminados alrededor de los puntos críticos conocidos, un medio costoso, pero quizás necesario, para poner fin al legado del agente naranja.

El peor sitio contaminado con dioxinas en Vietnam es la base aérea de Bien Hoa, que se encuentra a unos 45 kilómetros al norte de la ciudad de Ho Chi Minh.

La Radio del Sur/ LaRed.Uy