Inicio El Mundo Tormenta Norma paraliza y destruye a Líbano

Tormenta Norma paraliza y destruye a Líbano

135
0
Compartir

La tormenta de lluvia y nieve Norma a su paso por El Líbano, bloqueó carreteras y avenidas, destruyó campamentos de refugiados; hay una niña desaparecida y 50 personas lesionadas.

Tras repetidos deslaves, el gobernador de la región de Monte Líbano, Mohammad al-Makkawi, ordenó el cierre de las autopistas Dahr al-Baidar, Zahle-Tarshish y Monte Líbano-Bekaa, mientras su par en una zona norteña, Ramzi Nahra, clausuró la vía Chekka.

Por transmisiones televisivas, se vio a personal de la Defensa Civil lanzar balsas para que conductores abandonados en la carretera Dbayeh salieran de la inundación en que se hallaban.

La Cruz Roja Libanesa informó que dispuso 581 equipos de emergencia para responder a incidentes relacionados con el mal tiempo, incluida la atención a 49 personas lesionadas en accidentes de tráfico.

El reporte del organismo socorrista da cuenta del traslado de 703 refugiados sirios de cinco asentamientos que barrieron las aguas acompañantes de la tempestad.

Una niña siria de ocho años de edad se perdió en un torrente causado por la inundación en el distrito norteño de Minyeh-Dinnieh.

Mientras, la Agencia de Refugiados de la ONU confirmó en un comunicado que al menos 66 campamentos de refugiados sirios sufrieron daños considerables; algunos colapsaron por completo, refiere el informe.

La declaración agregó que las nevadas cubrieron los asentamientos del valle de Bekaa y que las autoridades trasladaron a lugares más seguros a unos 300 residentes de esas casas provisionales.

Otros reportes refieren de rescates de personas atrapadas en la nieve y en las montañas, entre ellos un grupo que pernoctó desde el domingo en una granja en Dinnieh, a causa de desperfectos en su automóvil.

En la septentrional región de Akkar, el río Nahr al-Kabir, limítrofe con Siria se salió de su cauce y anegó varias localidades ribereñas dependientes de la agricultura.

Entretanto, en los alrededores de la sureña ciudad de Tiro, los cultivos de banano sufrieron los embates de las ráfagas de viento y los agricultores ya afectados por los bajos precios en esta temporada, consideraron una catástrofe para sus economías el azote de la tempestad.

El ministro interino de Educación, Marwan Hamadeh, ordenó el cierre de las escuelas para evitar accidentes de vehículos que transportan a estudiantes con motivo de la mala visibilidad por la lluvia y la nieve.

Los pronósticos meteorológicos anuncian que hasta mañana se mantendrán las afectaciones por la tormenta con nevadas hasta altitudes de 600 metros y vientos de 20 a 50 kilómetros por hora e incluso ráfagas de hasta 90.

PL/La Radio del Sur