Inicio El Mundo Ubican a 5.600 soldados de EE.UU. en frontera con México para impedir...

Ubican a 5.600 soldados de EE.UU. en frontera con México para impedir paso de centroamericanos

155
0
Compartir

Cinco mil 600 soldados estadounidenses se encuentran este viernes en la frontera con México para evitar la entrada al país de migrantes centroamericanos que huyen de la pobreza y la violencia de su país.

En un primer momento, a pesar de las críticas de diversas voces por tal medida, el Departamento de Defensa previó un despliegue de unos cinco mil 200 uniformados.

Del referido total existente ahora, dos mil 800 militares se ubican en Texas, mil 500 en Arizona y mil 300 en California, informó el Pentágono en un comunicado.

Unos dos mil miembros de la Guardia Nacional, movilizados desde abril último, también están en la zona limítrofe.

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó el pasado 31 de octubre con enviar hasta 15 mil soldados a la línea divisoria después de que dicho departamento anunció que había notificado para ese objetivo a siete mil.

La publicación castrense Star and Stripes, reportó entonces que el Comando Norte confirmó que se podrían agregar más tropas a los cinco mil 239 designados en un principio.

Casi 40 unidades fueron convocadas para el movimiento y en la relación están incluidos ingenieros de combate, aviadores de la Tercera División de Infantería, miembros de fuertes de Texas, Carolina del Norte y Kansas, y personal médico y de logística, amplió la fuente.

Como parte de este contexto, informaciones periodísticas expusieron que los militares tendrán limitadas sus acciones por una ley federal.

Apuntaron que la norma impide al Ejército realizar labores policiales en territorio norteamericano, por lo cual los uniformados no podrán participar directamente en operaciones contra las caravanas de personas de Centroamérica que buscan llegar a Estados Unidos.

R. Gil Kerlikowske, comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de marzo de 2014 a enero de 2017, señaló que el Ejército no puede detener a los solicitantes de asilo que se presenten en los cruces fronterizos en busca de protección.

“Veo el despliegue de tropas como una maniobra política y un desperdicio tanto de los recursos militares como del dinero de los contribuyentes”, opinó.

Kerlikowske califió que la medida constituye un gran error por utilizar a militares en activo y asignarlos a dichas labores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

PL/La Radio del Sur