Inicio El Sur Unicef alerta sobre embarazos y exceso de trabajo en niñas dominicanas

Unicef alerta sobre embarazos y exceso de trabajo en niñas dominicanas

31
0
Compartir

TeleSUR/ La Radio del Sur

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por su sigla en inglés) informó este viernes que el embarazo precoz, el matrimonio a temprana edad y el exceso de trabajo continúo son las causas prinicipales de la inasistencia de las niñas a diferentes centros educativos de República Dominicana.

Trabajadores de la referidad institución de carácter internacional, detallaron este viernes a los medios de comunicación de Santo Domingo (capital), que la tasa de embarazos a temprana edad representa un problema latente para el desarrollo del país.

Subrayaron que casi 30 por ciento de las niñas y adolescentes de esa nación ya son madres y que ninguna alcanza a tener 19 años. Por cuanto, la cifra anunciada ubica al país como el quinto de América Latina con el problema.

En el marco del Día Intenacional de la Niña, el organismo recordó que para el año 2011, los trabajadores sociales realizaron una encuesta a escala nacional y el resultado obtenido fue que el 11,8 por ciento de las mujeres del país se casaron y fueron madres en menos de un año.

La Unicef aseguró que Ecuador, Venezuela, Nicaragua y Honduras también encabezan la lista de países con mayor número de embarazos precoz.

Otra realidad

Otro de los impedimientos que enfrentan las niñas en República Dominicana es el acceso a la educación y no es porque el Estado no les brinde el servicio, sino por la cultura de hogar que muchas de ellas han tenido que vivir, destacó el organismo adscrito a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Estamos preocupados por la situación de muchas niñas y adolescentes en la región que tienen dificultades para ir a la escuela” afirmó la asesora regional de género para América Latina y el Caribe, Luz Ángela Melo. Agregó que la instancia que ella representa envió un comunicado a República Dominicana donde exige al Gobierno garantizar la educación a las niñas de ese país, aun cuando las mismas se vean involucradas en dificultades mayores a su voluntad.