Inicio El Mundo Viaje indómito hacia un destino con púas

Viaje indómito hacia un destino con púas

273
0
Compartir

El domingo, un grupo de 85 integrantes de la primera caravana migrante, 75 de ellos parte de la comunidad lésbico, gay, transexuales y bisexual (Lgtb) llegó a la ciudad de Tijuana, Baja California, para solicitar asilo político al gobierno de Estados Unidos desde esta frontera, tras advertir que sus vidas corren peligro en sus países de origen y son víctimas de violencia y discriminación.

En dos camiones, los centroamericanos de la comunidad Lgtb viajaron 30 horas desde Ciudad de México, donde se enfilaron directo hacia la frontera con California; mientras, el resto de esta caravana continúa su camino en grupos dispersos por el centro y occidente de México.

Explicaron que decidieron adelantarse para evitar la discriminación de que son víctimas frecuentemente y así reducir la posibilidad de incidentes. El plan B de la mayoría es que si Estados Unidos no les da asilo, se quedarán en Tijuana.

El domingo, vecinos de Playas de Tijuana cuestionaron la presencia de los migrantes, al señalar que no “estamos en contra de ustedes, pero al estar en el ojo del huracán les puede pasar algo a sus familias”.

Mientras que un contingente de 500 centroamericanos durmió en el auditorio Benito Juárez de Zapopan, Jalisco, pero el 11 de noviembre muy temprano 390 de ellos se encaminaron, apoyados por vehículos de la policía estatal y de protección civil, rumbo a Nayarit.

Los poco más de 100 que se quedaron, la mayoría familias completas, descansaron en el albergue. A partir del mediodía, otros grupos más numerosos comenzaron a llegar procedentes de Guanajuato y Querétaro, ya que la caravana se ha fragmentado. Autoridades informaron que el operativo de apoyo continúa este lunes, pues se estima el arribo de más personas.

Reciben apoyo

Carlos Saldate Castillón, secretario general de Autotransporte en Nayarit, precisó que cuentan con 130 camiones listos para recibir a los migrantes y trasladarlos en su paso por Nayarit hacia Sinaloa.

El gobierno de Sinaloa dio a conocer que dispuso de ocho autobuses para que los migrantes que arribaron durante el día a esta entidad, procedentes de Tepic, continúen su ruta por Sonora.

Un contingente de más de mil migrantes arribó a los campamentos habilitados en los municipios de León e Irapuato, Guanajuato, donde se les ofreció agua, comida, baños y servicios de salud.

Este grupo es parte de los más de 5 mil centroamericanos de la primera caravana que se dispersó en grupos, y que partieron muy temprano de tres albergues habilitados en Querétaro como parte de su recorrido hacia la frontera con Estados Unidos.

La Jornada/La Radio del Sur